martes, 1 de agosto de 2017

¡¡EN BREVE, CINCUENTA AÑOS DE INDEPENDENCIA DE GUINEA ECUATORIAL!! (NI MÁS, NI MENOS)


*Guinea Ecuatorial: “Benjamín”, en la década de los ’60, de las independencias africanas.

*Razones para una diferencia, en medio del batiburrillo africano de países independientes africanos.
*La gran pregunta es: ¿Tanto les cuesta (a unos y a otros) hacer de la pequeña, rica y fecunda Guinea Ecuatorial, la tan ansiada “Estrella de África?
Photo de profil de Severo Moto Nsa, L’image contient peut-être : 1 personne
Por Severo-Matías MOTO NSA, Presidente del Partido del Progreso de Guinea Ecuatorial

Pocas ocasiones se le pueden presentar a un país en deriva, como Guinea Ecuatorial, la oportunidad de celebrar el cincuenta aniversario de su independencia, como definitiva puerta hacia la LIBERTAD.
El día 12 de octubre de 2018, Guinea Ecuatorial cumplirá los 50 años de su independencia. Estamos, efectivamente, a un año de este acontecimiento histórico. Porque, encontrar la fórmula y decidir desligarse de la dependencia de una potencia colonizadora, necesita, más que EMOCION (que dicen que es negra); sí, RAZON (dicen que es helena; o sea, griega).
No estoy muy seguro de que los actores y protagonistas directos de una y otra parte, del inicio, proceso y desarrollo, y finalmente el colofón de la independencia de Guinea Ecuatorial, fuera un acto precisamente dictado por la RAZON (Helena) Más bien, un breve seguimiento del decurso de acontecimientos, nos dice con absoluta claridad que el inicio, proceso, desarrollo y culminación de la independencia de Guinea Ecuatorial fue fruto de la EMOCION (Negra, contagiada a los blancos) Si a esta EMOCION le añadimos el ENFADO que rodeó todo el proceso y camino hacia la independencia, llegamos a la conclusión de que fue un SOLEMNE DISPARATE el camino que condujo a Guinea Ecuatorial a la INDEPENDENCIA.

Necesitamos un largo capítulo aparte, para detallar los significativos fallos que marcaron el proceso de independencia de Guinea Ecuatorial, por la vía de la EMOCION  y  no de la RAZON.
Cincuenta años después de la concesión  de independencia a Guinea Ecuatorial, los resultados son tan constatados y palpables, que ni vale la pena detenerse a señalarlos. De esta constatación de signos palpables de 50 años de desastrosa independencia de Guinea Ecuatorial, caben tres principales alternativas:
1.- LA RAZON, ANTES QUE LA EMOCIÓN.- Los movimientos y furia independentista del Continente africano nacen básicamente a comienzos los de la década de los 60. Guinea Ecuatorial es cronológicamente la BENJAMIN de los países que se independizaron en esa década; animado y empujado por la misma EMOCION que empujó a los otros países africanos a proclamarse (con más o menos violencia…) independientes de sus potencias colonizadoras. Al no haber pasado por la violencia, para “conquistar” su independencia, Guinea Ecuatorial (sus líderes y potencia colonizadora) tuvieron tiempo para hacer uso de la RAZON, y no de la EMOCION
2.-  “Rebus sic stántibus” (En ese estado de cosas) todavía quedan dos opciones:
A)  RESIGNARNOS  Y ACEPTAR, como un imposible destino “africano”, la situación de 50 años de fallida independencia; y reducirnos a lloriquear en las esquinas; organizar “manifestaciones pacíficas”; lanzar culpas a mansalva a todos, menos a nosotros mismo (blancos y negros) Y…al final culparle a Dios, por habernos abandonado. ¡¡¡Nada más inútil y falso!!!
B)  REBAJARNOS  TODOS a la GRANDEZA  de la HUMILDAD que significa reconocer los errores del pasado; marcarnos un ANTES; proponernos y diseñar un DESPUÉS para ese envidiable rincón africano llamado Guinea Ecuatorial, sobre el que ha  llovido y resbalado, desde su situación de colonia española hasta aquí, adjetivos calificativos como “Pequeña Suiza africana”; la “Kuwait de África”; “Pequeña España”; o el de “La Estrella de África”, título  con el que le ha bautizado el Partido del Progreso. Ninguno de los  calificativos o títulos honoríficos con los que le han querido distinguir  a Guinea Ecuatorial, responde a mentes calenturientas, ni ilusas; ni a corazones partidos de melosa ternura; sino a la profunda realidad que emana de la constatación de lo que es ese rincón. La ingente riqueza (Pesca  del Mar Atlántico-Sur-; Madera preciosa; Oro, Coltán, uranio, Diamantes; la altísima calidad y abundancia de su  Gas y  Petróleo; la inmensidad selvática y la fecundidad del suelo) que adornan sus  escasos 28.050 Km2, habitados por escasos 750.000 indígenas del lugar…
3.-  UNA TERCERA ALTERNATIVA… más sencilla y practicada: Utilizar a Guinea Ecuatorial, a su pueblo y a sus profundas y  pesadas  razones económicas, como un territorio LIBRE DE PROBLEMAS (O sea, reforzar la dictadura) donde solo interesan sus riquezas, y de donde hay que barrer, como hace 50 años, los recursos humanos, intelectuales, culturales y de prestigio social que “estorban” la LIBRE explotación y uso de las riquezas del país; escondidos todos en el sucio baúl de la corrupción, llamado “MATERIA RESERVADA” en el que  tienen hundida a Guinea Ecuatorial.

¿MERIENDA DE NEGRITOS Y BLANCOS…?

Un año antes de que se cumplan los 50 años de la independencia de Guinea Ecuatorial, estamos vaciando el primer  medio siglo del sucio JUEGO en el que unos, los blancos, se solazan en la tomadura de pelo a los negritos (como los llaman, siempre, en Guinea Ecuatorial) y otros, (los negritos) que se dicen presidentes, ministros, autoridades… se zambullen, ciegos, incultos e impotentes en la balsa de la burla. Con insoslayable resultado final: Guinea Ecuatorial hundida en la miseria.
Ya es harto terrible que ese rincón “joya africana” esté cumpliendo sus primeros cincuenta años de la llamada independencia, sepultada en el mugriento baúl de la MATERIA RESERVADA. Pero más triste y terrible, a la vez que inhumano y poco menos que delictivo es que se esté acercando la inauguración de la segunda parte del centenario de la independencia, sin que  ni unos (los negritos, mandamases) ni los otros (los blancos, dictadores) se planteen reconducir tan indigna y despreciable historia de una independencia mal concedida y peor gestionada.

MARCARSE UNA DIFERENCIA ENTRE LOS DEMÁS PAISES AFRICANOS INDEPENDIENTES

No es ni sería un desdoro que Guinea Ecuatorial, “benjamín” de los países independizados en la década de los 60, se distanciara y se diferencia de los demás; marcándose una elegante entrada en la segunda parte de sus cien años de independencia, por la puerta de las libertades, de los derechos humanos y de la democracia.
Es profundamente deprimente la duda de si este nuestro deseo está conjurado y prohibido solo por la probada incapacidad, incompetencia, ignorancia y pérfida o nula voluntad política de los negritos (presidentes, ministros y autoridades llamadas “equatorguineanas”); o es fruto de un irrenunciable propósito de los blancos para hacer prevalecer su vieja y trasnochada tesis de que los negritos ni son dignos ni capaces de gestionar su libertad, su democracia, sus derechos humanos, su abundante riqueza.
CON PERDÓN POR EL TONO… UNA DE CAL Y OTRA DE ARENA.

C:\Users\User\Downloads\nueva foto.png
Nada me agrada tanto como seguir siendo ese que llegó a Guinea Ecuatorial, (1992) abandonando el exilio, -protegido por ESPAÑA- y dije, a corazón abierto, a los guineanos: “España volverá a ser nuestro compañero de camino”; y el Partido del Progreso se llenó de afiliados y militantes; para envidia, odio y enfado del régimen militar golpista. Hoy, de nuevo en el exilio, como muy mal aprendiz de “político” que soy (No se mentir, ni disimular, ni engañar, ni cambiar de ideología…) me toca “tragar sapos”

Quizás los defectos de profesión como Maestro de Primera Enseñanza (regañar a los alumnos díscolos…) acaben marcándome pautas, por encima de las “obligaciones” de  Periodista (informar y formar)  o de “aprendiz”, que soy, de político (tragar sapos) Pero debo dejar claro que el tono, innegablemente arisco, poco cordial, claramente nacido de un profundo sentimiento de frustración con el que  escribo este artículo, es tanto  más lejano a mi manera de ser y de pensar, cuanto más constato que  al hablar de “negritos” o de “blancos”  es en directa referencia a los “negritos” que, hace 50 años, secuestraron violentamente, las libertades, derechos humanos y democracia de nuestro pueblo; primero, once años asesinando desde la jefatura de las cárceles del país;  segundo, por un cruento y despiadado golpe de estado. Y en segundo lugar a los blancos que, desde el primer momento, y especialmente, desde el sangriento golpe de estado del 3 de agosto de 1979, blindan, protegen y llenan de besos al GOLPISTA que está cumpliendo sus 39 años de presidente, por golpe de estado, de Guinea Ecuatorial.
Pero por otra parte, ese tono de frustración, se torna absolutamente diferente, felizmente distendido, cada vez que me encuentro por todos los rincones de España, con personas, personajes y personalidades españolas que viven un profundo deseo de conocer Guinea Ecuatorial, (antigua colonia española en África) y se solidarizan, sinceramente o incluso colaboran, formando parte de equipos de trabajo, en la lucha por erradicar la dictadura militar implantada por un golpista en Guinea Ecuatorial. Vivimos, los exiliados guineanos en España ese toma y daca, esa de cal y otra de arena, de una sociedad, la española, dividida en PODEROSOS, que se pasean y pasan de nosotros para sumarse a un militar dictador y golpista; y una SOCIEDAD CIVIL que palpita a tono con nosotros, por ver una Guinea Ecuatorial libre, democrática, feliz y en desarrollo…

C:\Users\User\Downloads\(179) Facebook_files\225770_143323619082665_3442408_n.jpg
La gran periodista española, Ana CAMACHO ha seguido de cerca los avatares del pueblo guineano; lo que le ha servido para conocer y dolerse, mejor que nadie las razones por la que Guinea Ecuatorial y sus mejores hombres viven bajo la eterna LEY DE MATERIA RESERVADA
¡NO RENDIRSE, NI CLAUDICAR… ESPERAR… DESPUÉS DE 50 AÑOS!

Una primera y “sensata” decisión, después de conocer, al detalle, por múltiples fuentes, quién se mueve detrás del actual golpista dictador militar que destroza  Guinea Ecuatorial, llevaría a abandonar o abdicar de todo intento de lucha por  normalizar política y democráticamente Guinea Ecuatorial. Lo que hace totalmente comprensible que la única solución para algunos sea sufrir, impotentes, el régimen golpista y dictatorial  militar que destroza Guinea Ecuatorial y someterse a sus “sabias orientaciones”.
Lo otro sería, seguir cumpliendo aquel indefinido y deslavazado consejo del dictador Francisco Franco Baamonde, cuando, a la pregunta de sus autoridades, sobre lo que habría que hacer con Guinea Ecuatorial, atrapada en los garfios de Macías Nguema Biyogo, respondió: “Sobre Guinea Ecuatorial, hay que esperar, esperar y esperar; y cuando no se pueda esperar más, esperar un poquito más”.
Esperar, no es lo difícil. Esperar tres veces, no es lo importante. Ni tampoco lo es esperar un poquito más… Pero, después de cincuenta años, esperar un poquito más, es decir, caminar hacia los 100 años, es pulverizar la veracidad del histórico dicho de  “No hay imperio que dure cien años”  ¿Se pretende ensayar ese desmentido con Guinea Ecuatorial?
Si, efectivamente, solucionar la situación desastrosa de Guinea Ecuatorial, se debe a la decisión de Franco, todo el entuerto está en saber cuántos años engloba ese “Esperar un poquito más” ordenado por Franco, para enderezar y “desfacer el entuerto” de la colonia africana de Guinea Ecuatorial…

C:\Users\User\AppData\Local\Packages\Microsoft.Windows.Photos_8wekyb3d8bbwe\TempState\ShareCache\021.jpg
La Sociedad Civil nutre y anima, en España, las celebraciones del Partido del Progreso, en un inconfundible soplo de aliento y fe en el proyecto de una “Guinea Ecuatorial, la Estrella de África” que da sentido a nuestra labor política.

DOS SIGNOS MARCAN LA DICTADURA  DEL GOLPISTA MILITAR QUE MANDA EN GUINEA ECUATORIAL: MATAR Y ROBAR. CON ESTOS APEROS NO SE LABRA NINGUN FUTURO PARA NUESTRO PAÍS.
http://www.guineaecuatorialpress.com/imgdb/2017/1498514404.jpg

El Abogado francés Emmanuel Masini, en un imposible intento de justificar los “ROBOS, corrupción, blanqueo de dinero y abuso de poder…” del hijo del dictador de Guinea Ecuatorial, de quien, su hijo heredó el LATROCINIO y pretende heredar el poder dictatorial.
Se van a cumplir los cincuenta años de una fallida independencia concedida al pueblo de Guinea Ecuatorial, con un único resultado definitivo de dos dictadores “negritos” cabreados, incultos y matones que se han dedicado a MATAR (disminuir a la población y sus valores culturales e intelectuales, con asesinatos y exilio); a ROBAR (Vaciando al pueblo guineano de sus riquezas y situándolas en el extranjero. Por su parte los blanquitos, muy listos, se dedican (¡No saben hacer otra cosa!) a alimentar y alargar la colonización y la explotación de las riquezas de Guinea Ecuatorial, arrebujados en el baúl de la “MATERIA NRESERVADA” y bajo la cobertura internacional de la “NO INJERENCIA EN ASUNTOS INTERNOS DE OTROS PAISES” (Porque la madera, la pesca, el gas, el petróleo, el oro, la riqueza de Guinea Ecuatorial, su situación geoestratégica,  no es asunto interno de Guinea Ecuatorial. ¿NO? Las libertades, los derechos humanos, la democracia, las elecciones, el desarrollo, la felicidad, sí son asuntos internos de Guinea Ecuatorial…)
Resultado y convicción final: El pueblo de Guinea Ecuatorial, ni se merece disfrutar de la inmensa riqueza que Dios y la naturaleza le han concedido; ni tampoco se merece disfrutar de los valores eternos intrínsecos de los que, por ser un pueblo de seres humanos, son portadores.

ASESINAR, inhabilitar, mandar al exilio “comerse los testículos” de los rivales políticos…durante ya casi 50 años. No podemos entrar así, en el segundo cincuentenario de nuestra independencia!

UNA GRAN  VERGÜENZA PARA “EX” -COLONOS…; Y PARA “EX” -COLONIZADOS...


http://www.guineaecuatorialpress.com/imgdb/2017/tmb_med_1499811368.jpg
La imagen recorre mundos, chorreando vergüenza. Toda la República y pueblo de Guinea Ecuatorial, necesita y cree que España, debería ser y puede ser nuestro compañero de camino en el desarrollo, y horizonte democrático. Pero hay (unos y otros) que se niegan a ese gran objetivo.

Se acerca el primer cincuentenario de la “independencia” de Guinea Ecuatorial. Ni los colonos, ni los guineo ecuatorianos, o los llamados “equatorguineanos”; podemos zafarnos (¡ninguno!) de la GRAN VERGÜENZA  que es Guinea Ecuatorial, después de los casi 50 años de independencia.
Y no valen simples, fáciles y cómodos ENFADOS. Sí, vale la grandeza de la humildad (Dos valores difíciles de conjugar…) para reconocer que Guinea Ecuatorial es UNA GRAN VERGÜENZA para unos y otros: Para los “equatorguineanos” que, rendidos por el hambre y la impotencia, aplastados por un modelo colonial que no remite, le “beben el orín” (según aseguran) al dictador militar golpista quien -según es conocido internacionalmente- “ mata a sus oponentes, y se come sus  testículos”  Y no poca VERGÜENZA es Guinea Ecuatorial para los colonos que, asegurando que con el dictador de Guinea Ecuatorial, “tienen más cosas que los unen, que las que los separan…”, no paran de exhibirse en público con viajes a Guinea Ecuatorial; al encuentro del dictador golpista, para bañar  de besuqueos, carantoñas y arrumacos al dictador golpista que carcome nuestras constantes vitales; mientras le meten mano, suavemente, en esos bolsillos ahítos de corrupción económica…
¡¡¡España no me puede decir nada. Porque les pago yo muy bien!!! Es el gran grito de defensa y justificación  que el dictador golpista de Guinea Ecuatorial, repite cada vez con más fuerza de convicción. Cualquier otro “negrito” que se atreviera a decir algo parecido, sería conducido “ipso facto” a las profundas aguas del Mar Adriático…O sea, CROACIA.

¿QUIÉN ES MÁS DICTADOR GOLPISTA…?

Van a cumplirse los 50 años de la independencia de Guinea Ecuatorial. Que la independencia de ese país africano viniera de la mano de una férrea dictadura militar colonial franquista, puede ser comprensible que esa independencia estuviera contagiada, marcada y calcada y manchada por el espíritu de dictadura…
Pero que, 50 años después, con la potencia colonial adentrada en DEMOCRACIA, todavía  algunos prohombres de la potencia democrática, corran, echando p…pestes, a abrazar a un recalcitrante dictador golpista, hace preguntarse: ¿Quién es más dictador golpista; el que “paga muy bien” o el que recibe esos  muy buenos pagos?
Mientras se dilucida y se resuelve esta incógnita, buscan a otros guineanos para sepultarlos bajo la mortaja de “golpistas”, a la vez que huyen, como de la serpiente, de unas ELECCIONES LIBRES, LIMPIAS Y DEMOCRÁTICAS que saben que nunca las podrían ganar.
¡¡¡Qué vergüenza, entrar con estos harapos de violencia dictatorial golpista, corrupción y pillaje, en el segundo cincuentenario de nuestra independencia.!!!